Viviana Veas Castillo

en

Devota a la Virgen de Lo Vásquez:

“Para mí la Virgen es como mi mamá. A ella le cuento mis penas, mis alegrías, mis angustias y ella me ayuda siempre.Me acompaña todos los días. Es mi confidente y es muy milagrosa. A través de ella, yo llego a Jesús”.