¿Qué es Tesoros del Pueblo?

“Tesoros del Pueblo” es una serie de 10 documentales de fiestas religiosas chilenas, marianas y patronales, producidas por la Fundación CEC, que busca redescubrir la riqueza escondida que reside en el corazón del fiel que acude cada año a estas expresiones tan propias de la identidad de un país y que constituyen nuestro patrimonio cultural y espiritual.

Nos inspiramos en las palabras de Juan Pablo II en su visita a Chile 1987 cuando en una misa celebrada en La Serena, al norte del país, con los bailes religiosos provenientes de Andacollo, Sotaquí, Copiapó, La Tirana, entre otros lugares, dijo en su homilía que la piedad popular “es un verdadero tesoro del Pueblo de Dios”.

Este trabajo es también un fruto más del documento de Aparecida (2007) en el cual los obispos de América Latina y el Caribe revaloraron la piedad popular como un lugar de evangelización y diálogo con la cultura ancestral y como una fortaleza en la experiencia de fe del pueblo de Dios. En el discurso inaugural de la V Conferencia Benedicto XVI presentó la religiosidad popular como “el precioso tesoro de la Iglesia católica en América Latina” e invitó a promoverla y a protegerla.

Una producción de 2 años de trabajo basada en un registro inédito de 10 fiestas religiosas chilenas que se lanzará a nivel hispanoamericano por las pantallas del canal católico EWTN (ver fechas de estrenos). 

Para este proyecto se recorrió desde el norte al sur del país, empezando por el árido desierto, siguiendo por la valle central, la costa y hasta los lluviosos y verdes campos sureños. En los capítulos se podrá conocer no sólo la belleza y el color de las fiestas religiosas, sino también testimonios reales del encuentro de Dios con su pueblo; llamados personales e únicos de servicio; transformaciones de corazones y conversiones de fe.

Tesoros del Pueblo es un esfuerzo por descubrir ámbitos absolutamente silenciosos y desconocidos del mundo actual, pero que no están en lejanos continentes ni en alturas o profundidades insospechadas. Son realidades humildes y sencillas que pasan frente a nuestros ojos en el día a día. Verdaderos milagros de amor que pueden despertar en el mundo de hoy, tecnologizado y consumista, una esperanza que nos haga verdaderamente más humanos.

Para descubrir un tesoro antes que mirar, hay que aprender a contemplar. Los sentidos se deben agudizar para identificar en lo sencillo, en lo pequeño, en lo que no se percibe a simple vista, el tesoro de un pueblo. Son expresiones de fe, sin mediaciones ni caricaturizaciones.

Es lo que el pueblo cree y vive, lo que baila y canta, es lo que llora y ríe sin medir ni calcular. Es expresión del corazón de un pueblo que anhela la felicidad, anhela ser reconocido y amado. Es el reflejo de un pueblo que, muchas veces en miserias, es agradecido de Dios, la Virgen y los santos por su protección y amor.

Para la producción se contó en Chile con el patrocinio de la Universidad Gabriela Mistral, la Universidad San Sebastián y Cristalerías Toro. Además, con la ayuda de bomberos, carabineros, obispos, diócesis locales, fundaciones, pero sobre todo con gestos sencillos, de personas comunes y corrientes que con su naturalidad y disposición hicieron posible este proyecto abriendo las puertas de sus hogares y de su corazón.

Conoce a nuestro equipo aquí.