Andacollo: la luz de una estrella

Miles de peregrinos que persiguen una luz…la misma que muchos siguieron hace más de 3.000 años…esa luz que los lleva a Jesús, pero a través de alguien muy especial, su Madre, la Virgen María. Ya puedes ver el capítulo completo de “Andacollo: la luz de una estrella”.

Horacio Rojas

Segundo Cacique Santuario de Andacollo: “Aquí yo me siento feliz, donde sea que está la imagen de la Virgen, yo me siento feliz. Y en Andacollo se pierde hasta la memoria y el tiempo, solamente está Dios, la Virgen y nuestra fe”. 

Joaquín Seura

Bailarina de Danza Número 11 de Andacollo: “Con mi baile expreso mi amor, mi cariño y mi agradecimiento a la Virgen”. 

Valentina Arancibia

Bailarina de Danza Número 11 de Andacollo: “Vengo a servir a la Virgen porque ella siempre ha estado conmigo desde pequeña y ahora le agradezco con mi baile y mis mandas”. 

Isabel Gardiles

Bailarina de los bailes chinos de Andacollo: “María me llama a servir en el hermano que lo necesita, mucho mas que con lo económico, sino con una palabra o a lo mejor un gesto cariñoso”. 

José Véliz

Andero de la Virgen Peregrina de Andacollo: “La Chinita de Andacollo me enseña a servir a los demás, sobre todos aquellos que están imposibilitados de acudir al Santuario. El más preciado tesoro que tenemos los Ancollinos, mucho más que la riqueza de nuestros cerros, es la Virgen María, la Buena Madre, esa que siempre nos…

Jaime Guerrero

Jefe Baile Chino Barrera: “Ella me llama a servir en  familia, en fervor, en fe y en humildad hacia todas las personas acá en Andacollo”. 

Pilar Escalante

Encargada de la Acción Social de la parroquia y de la campaña Cambia tu vela por un alimento: “Ella me  llama a servir al más necesitado, a esa persona que pide auxilio todos los días, esa persona que necesita una palabra de aliento, la persona que necesita el apoyo de otra persona. En todo esto…

Alejandro Monreal

Pirquinero, minero de la zona: “Chinita, tú me has ayudado en todo este camino recorrido a servir a mi familia, a mis iguales, a este pueblo…has ayudado a que este país sea un mejor lugar para todos, con menos calamidades, menos guerra, menos abusos ¡Te doy muchas gracias!”.

Guillermo Ocaranza

Encargado de la Guardia del Santuario de Andacollo: “Ella me llama a servir con mi grupo en mi guardia en cada fiesta”.