Juan Correa

Es diferente a las otras misiones que me ha tocado estar en Carabineros. El servicio en Cahuach es un apoyo, uno igual se refugia. Yo de hecho cuando vengo acá a hacer servicio lo primero que hago es ir a saludar o a presentarme ante el santo. Le doy las gracias por el año que pasó o por los meses que no he venido. Y ya cuando me voy lo mismo, me despido normalmente del santo hasta la próxima oportunidad que me toque venir”.