José Eduardo Salas

Ex Cuasimodista, ahora recibe al Santísimo en su casa:

 “Él me visita en mi hogar porque me ama, me quiere. Yo lo recibo de todo corazón porque también lo quiero, lo amo. Siento una alegría tremenda, porque antes lo llevaba yo a los enfermos y ahora Él me visita a mí”.