Hermana Carolina Riffo

en

Recibe a los peregrinos en Yumbel:

“A mí San Sebastián me protege porque me muestra a Jesús y en el corazón de Jesús estamos todos bien guardados, bien protegidos de todo mal. Con Él todo pasa, nuestra vida está en buenas manos, estamos custodiados”.