Lo Vásquez: Una Madre con muchos hijos

Todos nacemos de una mujer a la que llamamos madre. Pero ¿será posible que una sola pueda tener miles de hijos y que los atienda sin dejar a nadie de lado?

Dicen que hay una cuyos brazos alcanzan para todos y que los espera cada vez que la necesitan ¿Quién será esa mujer y cómo será su casa? ¿Estará también dispuesta a recibirnos a nosotros? La única manera de saberlo es salir a descubrirlo…

Después de dejar atrás el ruido de la ciudad de Santiago en Chile nos dirigimos hacia la costa. En medio de la ruta se encuentra el Santuario de Nuestra Señora Purísima, ubicado en la localidad de Lo Vásquez. Cada 8 de diciembre, fiesta de la Inmaculada Concepción, llegan hasta ese lugar más de 1 millón de personas.

Origen de la fiesta de Nuestra Señora Purísima de lo Vásquez

La historia de esta fiesta nació del mismo pueblo y se remonta aproximadamente a antes del año 1849 en la localidad de Lo Vásquez.

La devoción nace con la familia, de Don José Ulloa, quien era dueño de una imagen pequeña de la Virgen María,  a la que le construyó una ermita en el jardín de la entrada de su casa.

Por alguna razón la imagen comenzó a llamar la atención de los vecinos del sector que acudían en gran número a venerarla. Por esto, don José Ulloa, decidió construir un galpón que se convirtió en una primera capilla.

 

En 1850 Fray José Manuel Troncoso, de la Orden de la Merced, tomó la decisión de trasladar la Virgen a un nuevo galpón a pocos metros de ahí.

Un hito importante que realza la popularidad de la Virgen Purísima de Lo Vásquez es el terremoto de 1906. Este sismo echó abajo la Capilla quedando en pie solo el muro del altar con la Virgen en él. Esto motivó la fama milagrosa de la imagen.

Los vecinos comenzaron a recaudar fondos para construir un nuevo templo que fue bendecido el 8 de diciembre de 1913.

Es en este lugar donde hasta la fecha llegan todos los fieles para cumplir con su manda.