Andacollo: La luz de una Estrella

Cuenta la historia que unos magos viajaron de oriente a Belén, guiados por una estrella. Como tantos en otros tiempos, ellos tenían en el corazón una nostalgia de trascendencia que los puso en camino hacia un lugar sagrado.

Iban en búsqueda de un niño que había nacido y que se convirtió en la respuesta a todas las preguntas. Aquellos que lo entendieron cambiaron sus vidas para siempre. Para muchos ese momento es recordado como la mayor declaración de amor de la historia humana y  marca un hito de un antes y un después.

Lo increíble que luego de 2 mil años otros siguen peregrinando hacia una estrella que les muestra el mismo camino pero en otras latitudes. En plena época de Navidad se celebra en el norte de Chile la fiesta grande de Nuestra Señora del Rosario de Andacollo.

Un pueblo minero de oro y cobre, en la cima de una montaña, con un poco más de 10 mil habitantes y que en el día de la fiesta atrae a cerca de 200 mil personas.

De una forma inexplicable aquí se vive al calor y la ternura de una madre, según nos dicen la misma de Jesús, la de Nazaret.

¿Cómo es posible entender todo esto? ¿Será acaso que el brillo del oro los habrá encandilado?

Origen de la fiesta Nuestra Señora del Rosario de Andacollo

El nombre Andacollo que lleva este pueblo estaría relacionado con la influencia de la cultura Inca. “Anda” derivaría del vocablo quechua “Anta”, el cual hace referencia al cobre y al oro. Así mismo “Collo” provendría de “Coya”, es decir, reina. Por lo tanto el significado de Andacollo sería “Reina del Cobre o del oro.

El culto a la Virgen o “Chinita” de Andacollo, se remonta a la época de la conquista de Chile. La historia cuenta que la imagen perteneció a los españoles, que capitaneados por Juan Bohón, fundaron la ciudad de La Serena en 1544.

Luego de cinco años establecidos en ese lugar, los españoles fueron atacados por indígenas. Los pocos que sobrevivieron huyeron a los cerros donde escondieron la imagen de la Virgen. Allí permaneció oculta hasta que a fines del siglo XVI fue hallada por un indígena del sector. El hombre tomó la imagen y la llevó a su casa para rendirle culto y desde entonces los lugareños comenzaron a ofrecerle sus danzas.

Atraídos por el oro existente los españoles regresaron y fue así como se  construyó la primera capilla mariana en Chile que con el paso de los años pasaría a llamarse Nuestra Señora del Rosario. Lamentablemente, no se sabe cómo ni por qué, la Virgen original desapareció y con el paso del tiempo se decidió comprar una nueva en Perú.

La Fiesta de Nuestra Señora del Rosario de Andacollo es una de las celebraciones marianas más antiguas de Latinoamérica y su santuario es el segundo con más años luego de la Basílica de Guadalupe en México.

La celebración se realiza el primer domingo de octubre en el contexto de la solemnidad de Nuestra Señora del Rosario, y día más importante de la fiesta es el 26 de diciembre que rememora la fecha en que Vaticano y las autoridades eclesiásticas hicieron un reconocimiento a la Virgen de Andacollo con la coronación de la imagen en 1901.

El santuario de la Virgen de Andacollo es un pulmón de espiritualidad para toda la Región, que atrae peregrinos y devotos de Chile y el extranjero.