Eduardo Fernández

“Dios me mandó una bendición muy grande: primero me mandó a este mundo, a un país llamado Chile, a una ciudad llamada Iquique, y a un padre y una madre. ¿Cómo no estar agradecido con Él?”

*Eduardo Fernández / Hermanos de la capilla de adoración / La Tirana