Ana María Quintana Barría

Madre de hijas que le bailan a San Pedro:

“Yo soy feliz de creerme un pescadito porque Jesús me atrapó en sus redes y me hizo creer en San Pedro que es la cabeza de la Iglesia después de Dios”.