Roberto Sáez

Campesino, devoto a San Sebastián:

“San Sebastián es mi protector, él me cuida, a mí a mi familia, a mis campos, mis sembrados, mis animalitos, mis aves y especialmente mi fe. Muy agradecido de él que siempre está con nosotros”.